Archivo para la categoría "Penal"

CÓMO CANCELAR LOS ANTECEDENTES PENALES

Es consulta frecuente entre los condenados por Sentencia en el ámbito penal ¿Cuándo podré cancelar los antecedentes penales? Son varias las causas de este interés pero la más frecuente es para poder presentarse a oposiciones sin temer el Certificado de Antecedentes Penales.

 

¿QUÉ SON?

Cuando una Sentencia condenatoria es firme el Juzgado encargado de su ejecución remite al Registro Central de Penados y Rebeldes certificación por la que se hace constar, además de la identificación del penado, el delito y la pena impuesta a la que ha sido condenado y la fecha en la que la Sentencia es FIRME.

Registro Central de Penados y Rebeldes depende del Ministerio de Justicia y en él se inscriben las resoluciones firmes que impongan penas u otras medidas dictadas por los Juzgados Penales.

 

 REQUISITOS

El Artículo 136 del Código Penal establece:

1. Los condenados que hayan extinguido su responsabilidad penal tienen derecho a obtener del Ministerio de Justicia, de oficio o a instancia de parte, la cancelación de sus antecedentes penales, cuando hayan transcurrido sin haber vuelto a delinquir los siguientes plazos:

a) Seis meses para las penas leves.

b) Dos años para las penas que no excedan de doce meses y las impuestas por delitos imprudentes.

c) Tres años para las restantes penas menos graves inferiores a tres años.

d) Cinco años para las restantes penas menos graves iguales o superiores a tres años.

e) Diez años para las penas graves.

2. Los plazos a que se refiere el apartado anterior se contarán desde el día siguiente a aquel en que quedara extinguida la pena, pero si ello ocurriese mediante la remisión condicional, el plazo, una vez obtenida la remisión definitiva, se computará retrotrayéndolo al día siguiente a aquel en que hubiere quedado cumplida la pena si no se hubiere disfrutado de este beneficio. En este caso, se tomará como fecha inicial para el cómputo de la duración de la pena el día siguiente al del otorgamiento de la suspensión.

3. Las penas impuestas a las personas jurídicas y las consecuencias accesorias del artículo 129 se cancelarán en el plazo que corresponda, de acuerdo con la regla prevista en el apartado 1 de este artículo, salvo que se hubiese acordado la disolución o la prohibición definitiva de actividades. En estos casos, se cancelarán las anotaciones transcurridos cincuenta años computados desde el día siguiente a la firmeza de la sentencia.

4. Las inscripciones de antecedentes penales en las distintas secciones del Registro Central de Penados y Rebeldes no serán públicas. Durante su vigencia solo se emitirán certificaciones con las limitaciones y garantías previstas en sus normas específicas y en los casos establecidos por la ley. En todo caso, se librarán las que soliciten los jueces o tribunales, se refieran o no a inscripciones canceladas, haciendo constar expresamente esta última circunstancia.

5. En los casos en que, a pesar de cumplirse los requisitos establecidos en este artículo para la cancelación, ésta no se haya producido, el juez o tribunal, acreditadas tales circunstancias, no tendrá en cuenta dichos antecedentes.

SOLICITUD

Los solicitantes deberán cumplimentar una solicitud en la que, necesariamente, harán constar los siguientes datos:nombre y apellidos, filiación, localidad, provincia y fecha de nacimiento, documento acreditativo de su identidad y domicilio que designan a efectos de notificación.

El Código Penal establece en el artículo 136.4  que las inscripciones de antecedentes penales en el Registro Central de Penados “no serán públicas”, por lo que el solicitante deberá acreditar su identidad con la correspondiente documentación en vigor, lo que podrá realizar mediante personación, por correo o a través de representante debidamente acreditado. Dicha documentación es:

  1. Titular español o comunitario: D.N.I. en vigor o fotocopia debidamente compulsada
  2. Tarjeta comunitaria o pasaporte en su caso, ambos en vigor, bien a través de sus originales o fotocopias de los mismos debidamente compulsadas.
  3. Tarjeta  de residencia (N.I.E.), o pasaporte en su caso, todos ellos en vigor, a través de sus originales o fotocopias de los mismos debidamente compulsadas.

 

Si el interesado actuara a través de representante éste deberá acreditar igualmente su identidad, documentándose la representación mediante poder notarial, declaración en comparecencia personal del interesado, o cualquier medio suficiente en derecho que deje constancia fidedigna de tal representación.

En todo caso aunque se actúe o no con representante el interesado deberá igualmente acreditar su identidad.

 

Para la presentación de la solicitud existe un MODELO NORMALIZADO , el cual se puede obtener de la página Web del Ministerio de Justicia (pinchando AQUÍ), aunque sería suficiente un escrito del interesado que contenga los datos necesarios con la petición expresa. 

Para agilizar los trámites es conveniente adjuntar a la solicitud un certificado original o copia compulsada del mismo, expedido por el Juzgado o Tribunal competente, donde consten las fechas de extinción o cumplimiento de cada una de las penas impuestas.

 

  • La solicitud puede ser PRESENCIAL debidamente cumplimentada junto con la documentación que la acompañe se puede presentar:

-En el Registro General del Ministerio de Justicia (Oficina Central de Atención al Ciudadano).

-En cualquiera de las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia.

-En cualquiera de los registros a que se refiere el art. 38 de la Ley 30/92, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

-Los ciudadanos españoles residentes en el extranjero a través de las oficinas diplomáticas y consulares de España, previa presentación del titular en las mismas, quien solicita y autoriza la gestión en la forma convenida entre el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional y el Ministerio de Justicia.

El modelo de presentación lo puedes encontrar aquí: web ministerio de justicia

 

  • También se puede presentar por CORREO la solicitud junto con la copia compulsada de la documentación requerida se puede enviar también por correo certificado a la siguiente dirección:

-Registro Central de Penados (Cancelaciones), C/ San Bernardo nº 21, planta baja, 28015 – MADRID.

 

  • Por otro lado se puede realizar la solicitud por INTERNET  para realizar este trámite por Internet debe acceder a la Sede Electrónica del Ministerio de Justicia y poseer un certificado o DNI electrónico. (Accede AQUÍ)

 

PLAZO

Según establece el Real Decreto 1879/1994, de 15 de septiembre, el plazo estipulado será de 3 MESES iniciados a instancia de parte. Transcurrido dicho plazo sin interrupciones, se podrá entender estimada la cancelación pretendida cuando no haya habido resolución expresa.

La resolución recaída será notificada por correo a la dirección designada a efecto de notificaciones.


 DIFERENCIA CON LOS ANTECEDENTES POLICIALES

Por otro lado es importante diferenciar los antecedentes penales de los ANTECEDENTES POLICIALES, puesto que cancelar los antecedentes penales no supone la cancelación de los policiales de manera que se podrían tener antecedentes policiales pero no penales.

Los antecedentes policiales derivan de los hechos tipificados en el vigente Código Penal como delitos o faltas o de aquellos otros de carácter administrativo que han dado lugar por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a la instrucción de diligencias y su posterior remisión a las Autoridades Judiciales o Administrativas.

En el Cuerpo Nacional de Policía los antecedentes policiales desfavorables se recogen en el fichero conocido como “PERPOL”.

En la Guardia Civil los antecedentes policiales se recogen en el fichero “INTPOL”.

Por tanto si alguna vez ha sido usted detenido o identificado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, por la presunta comisión de una falta, delito o infracción administrativa, es posible que sus datos aparezcan en una base de datos policial y que por lo tanto usted tenga antecedentes policiales.

Si tras su identificación o detención por la Policía por la presunta comisión de un delito o falta fuera dictada Sentencia absolutoria o se archivara el asunto, puede solicitar su cancelación desde la firmeza de la Sentencia o desde el Auto de archivo.

Si consta en alguno de los registros mencionados anteriormente que se puede comprobar mediante solicitud deberá rellenar el correspondiente modelo de cancelación, el cual será diferente dependiendo de si aparece en el registro de la Policía Nacional (Más INFO AQUÍ) o en el de la Guardia Civil (Más INFO AQUÍ).

 

Responsabilidad civil para cancelar los antecedentes penales en el actual Código Penal:

El código penal anterior exigía en el artículo 136.2 que tenía que estar satisfecha la responsabilidad civil para poder cancelar los antecedentes penales, esto ha cambiado con la reforma del anterior Código Penal:

El actual artículo 136 del Código Penal (en vigor desde el 1 de julio de 2015) ha suprimido el requisito del pago de la responsabilidad civil para la cancelación de los antecedentes penales. Si leéis el artículo comprobaréis que ya no se hace mención al cumplimiento del mismo, por lo tanto ya no se requiere que el condenado previamente tenga abonada la responsabilidad civil o que se haya declarado su insolvencia.

El apartado VI del “Preámbulo” de la Ley Orgáncia 1/2015, por la que se aprueba las modificaciones del Código Penal, dice literalmente: ” Con la reforma, se modifica el artículo 136 del Código Penal para facilitar el procedimiento de cancelación de los antecedentes penales, suprimiendo la exigencia del informe del juez o tribunal sentenciador y el requisito de la constancia del pago de la responsabilidad civil o la insolvencia del penado“.

 

Régimen transitorio o qué sucede con los cumplimientos de códigos penales anteriores:

Si tenemos en cuenta que el actual texto del Código Penal es más beneficioso para el reo en este sentido, considero que habría de suprimirse la exigencia de pago de la responsabilidad civil para cancelar los antecedentes penales en aquellos expedientes que estén a fecha de hoy en vigor aunque los hechos se cometieran bajo el antiguo Código Penal, aunque no deja de ser mi opinión, y evidentemente habrá que estar a los criterios del Registro Central de Penados y de los Tribunales que pronto empezarán a conocerse.

 

Anuncios

Publicado 22 mayo 2014 por VanesaTeijeiroAbogada en Penal

EL GOBIERNO ENDURECE EL CÓDIGO PENAL Y AMPLÍA LA PRISIÓN PERMANENTE REVISABLE (El País.com)

Justicia propone ahora aplicar la pena a delitos de “asesinato agravado”.

VERA GUTIÉRREZ CALVO Madrid 14 SEP 2012 .

El Código Penal español, uno de los más severos de Europa —con penas de hasta 40 años para los delitos más graves— se ha ido endureciendo en las últimas dos décadas por las reformas sucesivas de los Gobiernos del PP y el PSOE, que siempre han ido en la misma dirección: penas más altas. Ayer, Alberto Ruiz-Gallardón dio otro giro de tuerca: su proyecto de reforma del Código Penal no agrava por lo general las penas, pero crea dos figuras nuevas —la prisión permanente revisable (que además se aplicará a más casos de los que él dijo en un principio) y la custodia de seguridad—, amplía el alcance de otra —la libertad vigilada post-pena— y exprime el alcance de otras cuantas.

El resultado es —una vez más, un paso más— el Código Penal más duro de la democracia, en uno de los países con mayor tasa de población reclusa de Europa, según datos de Instituciones Penitenciarias. Ruiz-Gallardón, que presentó el informe con las líneas maestras de ese proyecto durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, apeló en dos ocasiones a casos que “han ocurrido en España” y que “en la mente de todos están”; lo hizo al explicar la pena de prisión permanente revisable para asesinatos sumados a agresión sexual y al anunciar que la detención ilegal con desaparición de la víctima será equiparada al homicidio. Negó, sin embargo, que la ley tenga un barniz populista o pretenda dar respuesta a casos recientes de gran impacto social, como el asesinato de Marta del Castillo o la desaparición de los niños José y Ruth Bretón Ortiz. También lo desvinculó de la polémica por la excarcelación del etarra enfermo Iosu Uribetxeberria Bolinaga. “Llevamos meses trabajando en este proyecto”, argumentó.

El texto articulado del nuevo Código Penal aún debe ser cerrado por Justicia, y entonces pasará al Congreso. En cualquier caso, no se aplicará a delitos cometidos antes de su aprobación. Estas son algunas de las novedades anunciadas por el ministro.

» Prisión permanente revisable. Es una pena similar a la cadena perpetua, con la diferencia de que, si el preso demuestra estar reinsertado, puede ser excarcelado a partir de un cierto momento. Ese momento aún está por decidir, pero el plazo mínimo de permanencia en prisión (antes del cual no se podrá revisar la condena) estará “entre los 25 y los 35 años”, dependiendo del tipo de delito y de si es uno o varios cometidos conjuntamente.

El PP, en campaña electoral, apuntó a que esa nueva pena se aplicaría a delitos terroristas y sexuales; después, Ruiz-Gallardón rectificó y anunció en mayo que únicamente iría dirigida a delitos de terrorismo. Ahora ha cambiado de parecer: la prisión permanente revisable será aplicable a homicidios terroristas, magnicidio, genocidio, delitos de lesa humanidad y también a los casos de “asesinato agravado”; en este último supuesto entran los asesinatos de menores de 16 años o de personas especialmente vulnerables (por razón de discapacidad o de edad), los asesinatos múltiples, los cometidos por organizaciones criminales y los que sean “subsiguientes a un delito contra la libertad sexual”.

En esos casos, el tribunal sentenciador tendrá que aplicar imperativamente la pena de prisión permanente revisable, no otra. Según el tipo de delito, se fijará un plazo mínimo y a partir de ahí se revisará la condena “de oficio, cada dos años”, o a petición del reo cada año. ¿Quién decidirá si el preso está rehabilitado? Ruiz-Gallardón dijo que “el tribunal sentenciador”; fuentes de Justicia matizaron que está en estudio aunque en todo caso será un tribunal colegiado, no el juez de Vigilancia Penitenciaria. Pero también explicaron que, a partir de cierto momento (otro plazo que hay que fijar), el reo podría acogerse al tercer grado penitenciario y a los permisos consecuentes, así que por ahora es imposible saber cuál sería el tiempo mínimo de cumplimiento efectivo en prisión.

Si el reo no se rehabilita y por tanto su condena no es revisada, estaría toda la vida en prisión, como en una cadena perpetua. Si se le revisa la condena, saldría durante un tiempo en prisión condicional, hasta comprobar que está totalmente reinsertado (para esa libertad condicional tampoco se ha fijado plazo ni condiciones aún), y después ya quedaría definitivamente en libertad. Fuentes de Justicia subrayaron que “casi todos los países europeos” tienen en sus legislaciones la pena de prisión permanente revisable.

» Custodia de seguridad. Es una medida de seguridad, no una pena, pero en la práctica significa añadir hasta 10 años más de prisión (o de internamiento en algún tipo de centro) a un preso que haya cumplido ya su condena. Se aplicará cuando el tribunal sentenciador (la medida debe establecerla en el momento de dictar sentencia, no a posteriori) crea que hay “especial peligrosidad”. Y podrá revocarse en cualquier momento si desaparece esa peligrosidad. Se aplicará a delitos “de especial gravedad”: asesinatos, homicidios, secuestros, agresiones sexuales, delitos con violencia, terrorismo o tráfico de drogas.

A diferencia de la prisión permanente revisable (que será obligatoria en los delitos para los que está pensada), esta medida será discrecional: el tribunal podrá dictarla o no. Fuentes de Justicia explican que habrá dos supuestos: para los delitos más graves, la custodia de seguridad podrá dictarse en la primera condena; para el resto habrá que esperar a que el delincuente reincida para aplicarle esa medida —si el juez quiere— en la segunda condena.

» Libertad vigilada. Esta medida ya se incluyó en el Código Penal aprobado por el Gobierno socialista en 2010, para delitos sexuales y de terrorismo. Ahora se amplía a otros delitos, como los patrimoniales, robos o delitos violentos (por ejemplo con resultado de lesiones). Consiste en que el preso, una vez cumplida su condena en prisión y puesto en libertad, debe someterse a control o vigilancia judicial (con distintos mecanismos, como la obligación de presentarse en el juzgado o la colocación de dispositivos electrónicos) durante un plazo de 10 años. Debe imponerse también en el momento de dictar la sentencia, y puede ser revisada y retirada.

Tanto la custodia de seguridad como la libertad vigilada son medidas “basadas en pronósticos [de peligrosidad], no en hechos”, admiten desde el ministerio. “Pero el pronóstico se hace sobre una situación objetiva previa”, añaden.

» Detención ilegal con desaparición de la víctima. La pena por este delito (ahora, diez años) será equiparada a la de homicidio (de 10 a 15) cuando el autor no diga qué ha hecho con la víctima, pudiendo llegar “hasta a 20 años si las víctimas son menores de 16 años o la detención está relacionada con una agresión sexual”, precisaron fuentes de Justicia.

» Libertad condicional. Si un preso recibe la libertad condicional y, ya en la calle, vuelve a cometer un delito, al regresar a prisión tendrá que cumplir todo lo que le quedaba de pena cuando salió en libertad condicional; con el Código actual, el tiempo que ha pasado fuera de la cárcel se le descuenta de la pena. Por otra parte, los condenados por primera vez a penas de hasta tres años y que muestren una conducta irreprochable tendrán más fácil acceder a la libertad condicional: podrán hacerlo a mitad de condena, frente a los dos tercios actuales.

» Delito continuado. Desaparece esta figura para los casos de delitos sexuales, lo que hará “que vean incrementada la pena”.

» Incendios forestales. Se endurecen las penas: hasta seis años de cárcel (en lugar de cinco años) en casos muy graves, y hasta nueve años si el incendio afecta a espacios naturales protegidos.

» Hurtos y faltas. Los “hurtos sistemáticos”, como los cometidos por carteristas, que ahora son faltas, implicarán prisión de hasta tres años si se cometen con “profesionalidad”. Por otro lado, el ministerio hará una “limpia” para convertir algunas faltas en sanción administrativa y otras en delitos (sin aumentar la pena).

» Delitos económicos. Habrá una nueva regulación de la malversación y una persecución “más eficaz” del fraude y la ocultación de bienes en procesos de quiebras societarias.

LEA LA REFERENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS

Publicado 17 septiembre 2012 por VanesaTeijeiroAbogada en Abogados, Penal, Procesal

Etiquetado con ,

EL TESTIGO EN EL PROCESO PENAL

Este post trata sobre el TESTIGO EN EL PROCESO PENAL, para ver el testigo en el Proceso Civil pulsa AQUÍ

Si usted recibió una citación para acudir al Juzgado o Tribunal con objeto de declarar como testigo, este post lo orientará respecto de los pasos que deberá dar y facilitarle una información general respecto del deber de colaboración con la Administración de Justicia que le incumbe a todo ciudadano. Cualquier ampliación o complemento que necesite sobre la presente orientación, no dude en solicitarlo del Juzgado o Tribunal interviniente en el asunto que se trate.

LA CITACIÓN

1.- El juez que dirige la investigación de un delito o de una falta puede acordar su comparecencia ante el Juzgado con el fin de que usted declare sobre los hechos que constituyen su objeto.

2.- Cabe igualmente que la citación se efectúe no durante la fase de investigación, si no en un momento posterior, cuando se deba celebrar ya el correspondiente juicio oral. En tal supuesto, será el Juzgado o Tribunal sentenciador el que efectúe su citación para declarar como testigo.

3.-Tanto en uno como en otro caso, se remitirá a su domicilio o al lugar en el que pueda ser localizado una citación oficial en la que se indicará:

A) La expresión del juez o tribunal al que debe acudir

B) El número del procedimiento y la fecha y clase de resolución en la que se acuerda su citación.

c) Su propio nombre, apellidos y domicilio.

d) El motivo de la citación, que consistirá en la necesidad de declarar en calidad de testigo sobre unos hechos concretos.

e) El lugar, día y hora en que tenga que concurrir al Juzgado.

f) La advertencia de su obligación de comparecer y la prevención de los prejuicios que para usted se pudiesen derivar si no acude.

4.- Es muy importante que acuda al Juzgado o Tribunal el día que se le indica, pues su testimonio contribuirá a aclarar los hechos.

5.-Recuerde que es obligatorio acudir a la llamada de un juez para declarar como testigo.

Para tal fin debe tenerse en cuenta que el artículo 118 de la Constitución dispone que “Es obligado cumplir las sentencias y demás resoluciones firmes de los Jueces y Tribunales, así como prestar la colaboración requerida por éstos en el curso del proceso y en la ejecución de lo resuelto.”.

Igualmente, el artículo 410 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece que “todos lo que residan en territorio español, nacionales o extranjeros, que no estén impedidos, tendrán la obligación de concurrir al llamamiento judicial para declarar cuanto sepan sobre lo que se les pregunte si para eso son citados con las formalidades prescritas en la ley.”.

6.- Si le resulta imposible acudir por enfermedad u otro motivo, deberá comunicarlo al Juzgado lo más pronto posible. El juez o magistrado tomará una decisión al respecto que usted deberá acatar.

7.-En algunos casos, y así lo indica la propia Constitución en su artículo 24, bien por razón de parentesco con el implicado o bien por el deber de secreto de su profesión, algunas personas no están obligadas a declarar. No obstante, sí están obligadas a acudir al Juzgado o Tribunal y le corresponde al juez o magistrado dispensarlos de prestar declaración o de no contestar a determinadas preguntas que pueden comprometer a su pariente o el deber de secreto profesional.

8.- Si tiene dificultadas para entender el idioma en el que se desenvuelva el juicio o el interrogatorio, comuníquelo con la mayor brevedad posible al Juzgado con el fin de que pueda asistirlo un intérprete en su declaración.

9.- Tenga en cuenta que si usted no acude al Juzgado o al Tribunal  se podría suspender el juicio o la declaración señalada para esa día y fijarse una nueva fecha para su celebración, a la que le volverían a convocar.

10.- Además, si injustificadamente no acude al llamamiento del juzgado o tribunal se le puede imponer una multa y, si persiste en su negativa, puede incurrir en el delito de denegación de auxilio a la Justicia y en el de desobediencia grave a la autoridad.

 

PASOS QUE CONVIENE SEGUIR AL ACUDIR AL JUZGADO

1.- Lea con atención la citación y si tiene alguna duda llame por teléfono al juzgado o tribunal para que se la aclaren.

2.-Acuda con suficiente antelación al juzgado o tribunal provisto de su DNI y de la propia citación.

3.-Entrega la citación en la secretaría del juzgado o tribunal para que sepan que llegó.

4.- Esté atento, ya que lo llamarán de viva voz por su nombre para entrar en la sala de juicios o en la dependencia donde tenga que prestar declaración.

5.- Si fue citado para testificar en un juicio, no puede entrar en la sala de audiencias hasta que sea llamado de manera expresa.

6.-Evite entrar en relación con otras personas citadas para el mismo asunto, con el fin de evitar que su testimonio se desvirtúe con datos o valoraciones de otros intervinientes. En el propio juzgado o tribunal le indicarán el lugar donde tiene que esperar hasta que llegue el momento de entrar en la sala de juicios o en la dependencia donde tenga que declarar.

7.-Tenga en cuenta que el comienzo del juicio o acto de declaración para el que fue citado puede atrasarse, ya que suele haber otro señalamientos y es muy “difícil” calcular el tiempo que se invierte en cada uno.

8. El juicio o acto de declaración para el que fue citado también puede tardar tiempo en celebrarse, incluso es posible que sea preciso continuarlo al día siguiente o en otra fecha.

 

LA DECLARACIÓN EN EL JUZGADO ANTES DEL JUICIO.

En algunos supuestos el juez encargado de la investigación de un delito puede acordar que se preste declaración como testigo ante el juzgado con carácter previo a la celebración el juicio con  el fin de determinar con mayor precisión el hecho investigado y las circunstancias en al que ocurrió.

En tal caso, si comparecencia tendrá lugar en la sede del juzgado ante el juez y no en la sala de juicios.

Su declaración se practicará en forma separada respecto de otros testigos o personas implicadas en el proceso y tendrá carácter secreto, estando obligados a guardarlo todos cuantos asistan al acto.

A declaración comenzará expresando el testigo sus circunstancias de identidad y las relaciones o vínculos que lo unan con los demás intervinientes en el proceso. A continuación, y sin interrupción, efectuará su propio relato sobre los hechos aclarando por petición del juez, las dudas, contradicciones o inseguridades que se adviertan en su versión. Después se le formularán las preguntas que el juez considere oportunas sobre tales hechos.

Su declaración se recogerá por escrito en un documento que el testigo tiene derecho a leer antes de firmarlo.

LA DECLARACIÓN EN JUICIO.

EL TRIBUNAL

Cuando lo llamen por su nombre, deberá entrar en la sala y colocarse en el lugar que le indique el funcionario judicial.

Frente a usted, en un lugar más elevado, denominado estrado, estará el juez o los varios componentes del órgano judicial.

Si se trata de un Juzgado, en el estrado se encontrará únicamente con un juez asistido por el secretario judicial.

Si, por la contra, se trata de un tribunal, como es por ejemplo, la Audiencia Provincial, actúan normalmente 3 magistrados, uno de los cuales desempeña la labor de presidente. Junto con los magistrados, se encontrará el secretario judicial.

A la derecha del juez o tribunal, se encuentra el fiscal y los abogados de la acusación si la hubiera.

A la izquierda del juez o tribunal se encontrará el abogado o los abogados defensores del inculpado o de los inculpados..

En los casos en que se trate de un juicio con jurado, estarán presentes el presidente del tribunal y nueve jurados, además del fiscal y de los abogados.

EL ACTO DE LA DECLARACIÓN

1.-Le pedirán sus datos personales

2.-Será interrogado sobre si tiene interés en la causa, si lo une alguna relación de parentesco o de amistad o de cualquier otra clase con alguna de las partes. Posteriormente se le formularán preguntas sobre los hechos objeto del juicio, el fiscal y los abogados que participen en el acto, así como, si es el caso, el propio juez o magistrado que presida el Tribunal.

3.-Se le advertirá de que deberá decir la verdad sobre los hechos por los que sea interrogado. Tenga en cuenta que el falso testimonio es un delito.

4.- Deberá contestar a las preguntas de viva voz. No está permitido leer contestaciones por escrito, aunque sí que podrá consultar notas sobre datos de difícil memorización.

5.- El juez o magistrado velará porque no se le formulen preguntas poco claras, innecesarias por referirse a cuestiones ajenas con el objeto del proceso o que estén orientadas a que declare en un determinado sentido.

6.- No puede negarse a declarar y de hacerlo será sancionado con una multa. Si persiste en su negativa podrá incurrir en un delito de desobediencia a la autoridad.

7.- Si no entiende o no habla el idioma en el que se le hacen las preguntas comuníquelo inmediatamente. En tal caso, se nombrará un intérprete para que lo asista en la declaración.

8.- Si fuese necesario que declare en otra ocasión el juez o magistrado lo advertirá de que deberá que dar a disposición del juzgado o tribunal y que deberá comunicar cualquier cambio de domicilio.

9.-Finalmente, debe firmar en el acta.

ABONO DE LOS GASTOS CAUSADOS

Tiene usted derecho al abono de los gastos que le ocasiones el desplazamiento al juzgado o tribunal y el importe del sueldo perdido. Conserve o solicite los justificantes necesarios.

En la secretaría del órgano judicial o en las oficinas de atención al ciudadano lo informarán sobre los trámites que debe seguir y le facilitarán un impreso o le indicarán donde puede obtenerlo.

En el citado impreso, dirigido ala Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia u órgano similar de la correspondiente comunidad autónoma, deberá indicar sus datos personales y los de la entidad bancaria en la que desea que se le ingrese el importe que reclama y tendrá que adjuntar los justificantes de los gastos por desplazamiento.

Respecto de los demás gastos (estancia en hotel, comidas, sueldo sin pagar, etc.) haga constar su existencia en la secretaría del juzgado o tribunal, con el fin de que se indiquen como gastos del procedimiento y se incluyan en la tasación de costas como un concepto más, y su pago se le impondrá, de ser el caso, a quien resulte condenado a su pago.

PROTECCIÓN DE LOS TESTIGOS.

En ciertos casos excepcionales, cuando el juez aprecie que por motivo de su declaración el testigo o sus familiares más próximos pueden correr un peligro grave, está facultado para adoptar medidas de protección de tal persona, de sus familiares o de sus bienes. Si usted considera que, por cualquier circunstancia, su intervención como testigo puede traerle un riesgo grave, póngalo en conocimiento del juzgado o tribunal inmediatamente.

Estas medidas de protección pueden consistir en asegurarse de que no figures en las diligencia el nombre, los apellidos, el domicilio o lugar de trabajo y  la profesión del testigo protegido, ni cualquier otro dato que permita su identificación. En ese caso, se le designará una clave. También pueden adoptarse medidas que impidan su identificación visual.

Publicado 14 noviembre 2011 por VanesaTeijeiroAbogada en Penal, Procesal

VIOLENCIA DOMÉSTICA- TURNO DE OFICIO ESPECIALIZADO.

EL PROBLEMA DE LA VIOLENCIA EN EL ÁMBITO FAMILIAR

La violencia ejercida en el ámbito familiar o doméstico es un grave problema que provoca en la víctima no sólo lesiones de carácter físico o psíquico e incluso la muerte, si no también a desintegración del grupo familiar, además de graves secuelas para el desenvolvimiento integral de sus miembros.

Esto exige una rápida respuesta por parte de los poderes públicos, pero también y sobre todo por parte de la propia víctima y de sus familiares o personas con las que convive para impedir que tal situación persista o se agrave por el miedo o vergüenza, que es lo más habitual con el paso del tiempo.

 Para paliar este grave problema la Consellería de Xustiza, Interior y Administración Local y el Consello da Avogacía Galega, han desenvuelto una acción integral y coordinada para luchar contra estos hechos, constituyeron en cada uno de las siete Colegios de Abogados de Galicia un turno de oficio especializado para asesorar y asumir la defensa de estas víctimas, siempre de modo gratuito.

¿QUÉ TIPO DE ACCIONES PUEDEN SER CONSIDERADAS AGRESIONES SUSCEPTIBLES DE PROTECCIÓN?

Cualquiera tipo de víctima que sea objeto de violencia o malos tratos de obra o de palabra, sean o no causantes de lesiones y con independencia de que estos hechos sean aislados o habituales.

¿QUIENES SÓN LAS PERSONAS PROTEGIDAS POR ESTE TURNO DE OFICIO ESPECÍFICO?

Son de forma genérica todas aquellas personas que pertenezcan o perteneciesen a la familia del/dela agresor/a o convivan o convivieran con el/ella: ala mujer o marido,-o ex mujer o ex marido-, cualquiera persona unida a el/ella por análoga relación de afectividad aunque no conviviesen, los descendientes o sus ascendientes de cualquiera de aquellos, con independencia de que lo sean por naturaleza o por adopción, así como los menores o incapaces que con ellos convivan.

¿QUÉ HACER CUANDO SOMOS OBJETO DE ESTE TIPO DE AGRESIONES?

En el caso de que se tengan lesiones lo primero será acudir al centro de atención primaria u hospital más próximo a nuestro domicilio

En todo caso, se acudirá a la Comisaría de Policía, Cuartel de de la Guardia Civil o de la Policía Local, también más próximo a nuestra residencia, para interponer una denuncia y solicitar en cualquiera de esos centros que llamen al Colegio de de Abogados o que, en su caso, al abogado de guardia para que asista judicialmente a la víctima de la violencia doméstica, quien podrá solicitar la adopción de la orden de protección ante el órgano encargado de dictarla, el Juzgado de Instrucción, o bien ante el Ministerio Fiscal, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, los servicios sociales e instituciones asistenciales dependientes de las administraciones públicas,  los asistentes sociales de los Ayuntamientos y el Servicio Gallego de Promoción de la Igualdad del hombre y de la mujer (o análogo en otra Comunidad Autónoma), organismo este último al que a su vez  le deberá ser notificada por el Juzgado su adopción

¿QUÉ TIPO DE PROTECCIÓN ESTÁN OBLIGADOS A PRESTAR LOS COLEGIOS DE ABOGADOS?

El Colegio que corresponda deberá designar un/una letrado/a especializado/a en este tipo de violencias para asistir a la víctima en alguno de los siguientes aspectos:

                1.-Asesorándola en el ejercicio de las posibilidades legales de actuación que se previenen en el ordenamiento jurídico, y asistiéndola mediante la realización de la actuaciones necesarias, para que el/la juez/a de instrucción decrete las medidas que procedan.

                2.-Asumiendo la asistencia letrada en los juicios de faltas, cuando la intervención de abogado no sea requerida por el juez/a, en relación con los hechos que tengan su origen en la violencia doméstica.

                3.-Designando de forma inmediata abogado/a para la asistencia letrada de las víctimas de violencia doméstica en procesos penales y civiles en materia de familia, sin necesidad de que se acredite con carácter previo que el/la solicitante reúna los requisitos exigidos para obtener el  reconocimiento del derecho a la asistencia jurídica gratuita.

COLEGIOS DE ABOGADOS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE GALICIA

A CORUÑA

Federico de Tapia, 11, bajo, 15005, A Coruña, tel. 981126090

FERROL

Pazo de Xustiza, rúa A Coruña, s/n, bajo derecha, 15041 Ferrol, tel. 981354705

LUGO

Pascual Veiga, 2, 27002, Lugo tel.982221997

OURENSE

Concello, 22 Entresuelo, 32003, Ourense, tel. 988370746

PONTEVEDRA

Avda. Reina Victoria, 9, 36001 Pontevedra, tel. 986896866

SANTIAGO DE COMPOSTELA

Eduardo Pondal, 4, bajo, 15702, Santiago, tel.981581713

VIGO

Plaza de América, portal2-1º, 36211, Vigo, tel. 986208200


MAS SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO/DOMÉSTICA AQUÍ Y AQUÍ

VIOLENCIA DE GÉNERO/MALTRATO A LA MUJER

CONSEJOS

En el caso de haber sufrido una agresión o amenaza, debes personarte ante cualquier Comisaría de Policía o Cuartel de la Guardia Civil para proceder a efectuar la denuncia del agresor y solicitar una orden de protección urgente.

También tienes que conocer que cuando estés en peligro o conjuntamente con tus hijos puedes abandonar el domicilio sin incumplir el deber de convivencia, siempre que en el plazo de 30 días solicites unas medidas provisionalísimas o presentes demanda de separación.

 

MEDIDAS PROVISIONALES

Previstas para los casos de urgencia y necesidad, la Ley te faculta para solicitarlas personalmente del juez de Familia sin necesidad de Abogado ni de Procurador.

Contienen la autorización para vivir separados, medidas sobre la custodia de los hijos, disposición de la vivienda y auxilios económicos.

 

LA DEMANDA POR MALTRATO

Se interpone por medio de Abogado y ProcuradorSi careces de recursos económicos y has solicitado asistencia jurídica gratuitaencontrarás asesoramiento en el Colegio de Abogados, con la finalidad de orientar y encauzar tus pretensiones.

Al abandonar el domicilio procura llevar contigo, además de tus enseres particulares:

• El libro de familia
• DNI/NIE propio y el de tus hijos
• Cartilla de la seguridad social
• Nómina de la persona con la que convives o copia de la declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Fisicas (IRPF)
• Facturas y documentos que acrediten los gastos del sostenimiento familiar.

Las Comunidades Autónomas, en virtud de las competencias establecidas en la Constitución y en sus respectivos Estatutos de Autonomía son las responsables, en su ámbito geográfico, para llevar a cabo las políticas dirigidas a las mujeres.

Las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), que realizan actividades en favor de las mujeres como redes permanentes de información han desempeñado y siguen desempeñando un papel importante en el proceso dinamizador del principio de igualdad de oportunidades, colaborando activamente en la difusión de los derechos de la mujer y su participación en la sociedad, así como en la dinámica de sensibilización social, factor básico para conseguir una sociedad igualitaria.

MAS SOBRE ESTE TEMA PINCHANDO AQUÍ y AQUÍ


Publicado 27 septiembre 2011 por VanesaTeijeiroAbogada en Familia, Penal, Procesal

VIOLENCIA DE GENERO-PREVENCIÓN

¿SABÍAS QUE?:

Declaración Universal de los Derechos Humanos:

Artículo 1:

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y dotados de razón y conciencia”.

Artículo 3:

“Todo individuo tiene derecho a la vida, la libertad y a la seguridad de su persona”.

Artículo 5:

“Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

Declaración de Beijing relativa a la Violencia contra las Mujeres:

La expresión “violencia contra las mujeres” se refiere a todo acto de violencia sexista que tiene como resultado posible o real un daño de naturaleza física, sexual o psicológica que incluya amenazas, coerción, o privación arbitraria de la libertad para las mujeres.

SI LA PAREJA CON LA QUE ESTÁS ACTUALMENTE

-Te falta al respeto continuamente.

-Menosprecia tu aspecto o tus opiniones.

-monta escándalos en público o en privado por lo que dijiste o por como actuaste.

-Controla y vigila todas las actividades y movimientos que tu haces.

-Es celoso.

-Provoca deliberadamente discusiones violentas donde te insulta y te falta al respeto.

-Controla la economía familiar sin contar con tu opinión.

-No está de acuerdo con que trabajes o desenvuelvas cualquier actividad laboral.

-Busca artimañas para tener relaciones sexuales cuando no quieres.

-Te quita autoridad delante de tus hijas y/o hijos.

-Amenaza con abandonarte si no haces lo que él desea.

-Te amenaza tanto a ti como a vuestras hijas y/o hijos.

-Te dio algún golpe, empujón o amenaza con hacerlo.

TEN EN CUENTA QUE:

Estás en riesgo o estás sufriendo violencia de género.

La violencia comienza por conductas con las que aquí se describen y que indican una situación de clara desigualdad.

Las consecuencias son que:

-Tu integridad física puede verse seriamente afectada.

-También psicológicamente te puedes ver muy afectada: miedo, tensión, ansiedad, desmotivación, depresión, etc.

-Tus hijas y /o hijos también se pueden ver afectados y pueden sufrir graves secuelas; piensa que puede provocarles transtornos de la conducta, del aprendizaje, etc.

Debes tener en cuenta que puedes denunciar aunque no sufrieses lesiones físicas.

Recuerda: nada justifica la violencia ni legitima la agresión. Es un delito grave que atenta contra tu persona.

TELÉFONOS DE INTERÉS

-Atención a las mujeres: 016 (no aparece registrado en la factura telefónica), (900 400 273- Xunta de Galicia.)

-Guardia Civil: 062

-Policía Nacional: 091

-Policía Local: 092

-Bomberos: 080

-Emergencias: 112

-Uergencias: 061

-Programa de hombres (Xunta de Galicia): 981 54 53 66

TIENES DERECHO A DENUNCIARLO, LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES SE PRODUCE EN EL ÁMBITO DOMÉSTICO PRIVADO, SIN NINGÚN TESTIGO; POR ESO ESTÁ EN TI ROMPER TU SILENCIO. HABLA CON PERSONAS DE TU CONFIANZA O BIEN CON PROFESIONALES.

 Y AQUÍ

Publicado 23 marzo 2011 por VanesaTeijeiroAbogada en Familia, Penal

LA NUEVA REDACCIÓN DEL ARTÍCULO 23 de la LOPJ Y SU ENGARCE CON EL ARTÍCULO 131 del CÓDIGO PENAL, TRAS LAS REFORMAS OPERADAS EN 2009 y 2010.

A todos nosotros, como operadores jurídicos, no nos pueden resultar ajenas las recientes reformas legislativas que en escasos meses han venido modificando tres cuerpos normativos vitales para todo penalista, a saber: el Código Penal, la Ley Orgánica del Poder Judicial y la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

La Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, ha venido a ser parcialmente modificada por la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio; y que fue publicada el pasado día 23 de junio de 2010, en el BOE número 152. La Disposición Final 7ª de la Ley establece un periodo de vacatio legis de seis meses a contar desde su publicación, por lo que la misma no entrará en vigor y surtirá efecto hasta la víspera de esta próxima Nochebuena.

Por otro lado, la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial, ha quedado redactada conforme a los términos contenidos en la vigente Ley Orgánica 1/2009, de 3 de noviembre, complementaria de la Ley de reforma de la legislación procesal para la implantación de la nueva Oficina judicial, por la que se modifica la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial, y que se publicó el 4 de noviembre de 2009, en el BOE número 266.

Un comentario exhaustivo de las reformas introducidas por las presentes Leyes, conllevaría un análisis pormenorizado de cada uno de sus preceptos, sin pretender ser tan ambiciosa la intención de este breve artículo. Es de destacar, la novedosa inclusión en el Código Penal de tipos penales que obedecen a formas de delincuencia preexistentes y que carecían de tipificación, como por ejemplo: la trata de seres humanos, ubicada en el nuevo Título VII bis, del Libro II, los abusos y agresiones sexuales a menores de trece años, contempladas en el Capítulo  II bis, Título VIII, del Libro II, y la piratería, inserta en el Capítulo  V, Título XXIV, del Libro II.

Por ello, y sin perjuicio de que hagamos unas consideraciones previas que nos ayuden a aterrizar someramente en el contexto socio-político en el que se enmarcan las citadas reformas, nos centraremos únicamente en el análisis de la nueva redacción del artículo 23 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y su engarce con el artículo 131 del Código Penal.

El legislador español, abogando por un paralelo avance en materia de libertad y de seguridad, y queriendo dar cabida a las obligaciones internacionales asumidas por el Reino de España, (especialmente en el ámbito de la armonización jurídica europea), ha llevado a cabo mediante las meritadas reformas estas adaptaciones que pasan a quedar incorporadas en el panorama legislativo español.

Con motivo del Debate del estado de la Nación de 2009, se realizó un cambio en el tratamiento de lo que ha venido en llamarse la «jurisdicción universal», a través de la modificación del artículo 23 de la Ley Orgánica del Poder Judicial para, de un lado, incorporar tipos de delitos que no estaban incluidos y cuya persecución venía amparada en los convenios y costumbre del Derecho Internacional, como son los de lesa humanidad y crímenes de guerra. Pero de otro lado, a nuestro juicio, la reforma ha permitido adaptar y clarificar el precepto de acuerdo con el principio de subsidiariedad y la doctrina emanada del Tribunal Constitucional y la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

El artículo 23 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, define la extensión y límites de la jurisdicción penal española, conociendo los jueces y tribunales españoles de los conflictos penales bajo los siguientes principios: territorialidad, personalidad, real o de protección, justicia mundial o universalidad.

La reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial viene a incidir en el principio de universalidad. Sin perjuicio de lo manifestado, tradicionalmente, los Juzgados Centrales de Instrucción y la Audiencia Nacional han conocido de la instrucción y el enjuiciamiento, respectivamente, de las causas por terrorismo por varios motivos como los que enumeramos a continuación: por el mandato imperativo de la Ley, por la innata complejidad del tipo penal, por la necesidad de preservar la libertad, independencia y seguridad del juzgador en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales, para garantizar la aplicación de la justicia, etc, …               A pesar de todo ello, y de que en la actualidad muchas de estas razones/justificaciones no tengan tanta razón de ser como en tiempos anteriores, -tal y como han apuntado recientemente algunos dirigentes políticos o un miembro de la vocalía del CGPJ-, la Ley Orgánica 1/2009, de 3 de noviembre, que ha modificado en una perspectiva interesante y sumamente criticable el artículo 23 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, no ha suprimido la letra b) del apartado 4, por lo que llegar a pensar,- como algunos hacen-, en la erradicación de los Juzgados Centrales de Instrucción y la Audiencia Nacional, cediéndose así estas competencias a órganos (Juzgados de Instrucción y Audiencias Provinciales) ubicados en País Vasco, continúa siendo una mera quimera y especulación.

De otro lado, y como consecuencia de la reforma del Código Penal, se añade un párrafo cuarto al apartado 4 del artículo 131 del Código Penal, que reza así: “Tampoco prescribirán los delitos de terrorismo, si hubieren causado la muerte de una persona”. De esta manera, el delito de terrorismo, por primera vez, se erige junto con los delitos de lesa humanidad, los de genocidio y los delitos contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado, como delitos imprescriptibles.

El fundamento de la institución de la prescripción se halla vinculado en gran medida a la falta de necesidad de aplicación de la pena tras el trascurso de cierto tiempo. La reforma se fundamenta en este punto en que tal premisa no puede cumplirse frente a conductas delictivas que presentan las características de los tipos mencionados.

La imprescriptibilidad del delito de terrorismo, -más allá de pretensiones de ciertos grupo minoritarios que con esta reforma pretendían que la comisión del mismo fuese penada con cadena perpetua o incluso pena de muerte-, supone desde luego todo un avance en la persecución de esta lacra que viene acompañando a nuestro país desde decenios. Este adelanto, propiciado por la demanda de una sociedad cada vez más concienciada contra la lucha del terrorismo y sus formas, habría alcanzado plena efectividad desde nuestro punto de vista, si el carácter imprescriptible del terrorismo se hubiese hecho extensible no sólo cuando se causare la muerte de una persona sino también para otros supuestos de ejecución imperfecta; esto es, tentativa y tentativa frustrada de muerte.

En definitiva, las reformas aprobadas por las Cortes Generales en menos de un año son tan o más ambiciosas que las anteriores. Sin embargo, el legislador no debe de olvidar que lo que la sociedad pide no es que se legisle al son de las nuevas melodías, sino con criterio, mucho sentido común y prudente acierto.

(Por Victor Manuel Carvajal en LEGAL TODAY.)

 

Publicado 27 julio 2010 por VanesaTeijeiroAbogada en Penal, Procesal

A %d blogueros les gusta esto: