LIBRE ELECCIÓN DE NOMBRE

LIBERTAD DE ELECCIÓN:

Casi todos los nombres son hoy posibles. Lola, Concha, Pepe o Manola han deja de ser sólo apelativos familiares para convertirse en nombres propios que se inscriben como tales en el Registro Civil.


LOS PADRES TIENEN UNA AMPLIA LIBERTAD Y EN EL REGISTRO SE INSCRIBIRÁ EL NOMBRE ELEGIDO.

Solamente serán rechazados aquellos nombres que infrinjan algunas de las prohibiciones establecidas en la legislación.

LIMITACIONES:

-No pueden imponerse más de dos nombres simples o de uno compuestoo. En este caso, los dos nombres se unirán por medio de un guión.

-El nombre no puede perjudicar objetivamente a la persona. Por ello, se excluyen los que resulten, por sí o en combinación con los apellidos, deshonrosos, humillantes, denigrantes, etc.

-No se admiten los nombres que hagan confusa la identificación (por ejemplo, un apellido convertido en nombre).

-Tampoco se admiten los que induzcan en su conjunto a error sobre el sexto (Juan a una mujer o Juana a un hombre).

-No se puede atribuir a un hermano el nombre de otro hermano vivo.

EXTRANJEROS QUE ADQUIEREN LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA

En la inscripción de nacimiento se tiene que consignar el nombre que aparezca en la certificación extranjera, salvo que se pruebe la utilización habitual de un nombre distinto.

Si el nombre que consta en la certificación extranjera o el usado habitualmente está incluido en alguna de las limitaciones establecidas deberá ser sustituido, conforme a las normas españolas, por el elegido por el interesado o su representante legal y, en último término, por uno impuesto de oficio.

En el caso de nombres propios que consten en el sistema de escritura distinto al nuestro (chino, japonés, árabe, ect.) se consignarán mediante su transcripción o transliteración, de manera que se consiga una adaptación gráfica y una equivalencia fonética. También en nombres propios escritos con caracteres latinos cabría hacer adaptaciones ortográficas a petición del interesado para facilitar su escritura y fonética.

CAMBIO DE NOMBRE PROPIO:

También es posible cambiar el nombre:

-Cuando lo solicite el interesado por usar habitualmente un nombre distinto del que consta en la inscripción de nacimiento o por otra justa causa.

-Cuando el nombre se hubiese impuesto con infracción de las normas establecidas.

-Cuando se trate de la traducción de un nombre extranjero.

-Cuando se trate de la traducción o adaptación gráfica o fonética a las lenguas españolas.

-Cuando se rectifique la mención registral del sexo.

Por el contrario, no procede el cambio de nombre propio por fata de  justa causa, cuando se pretendes cambios insignificantes de nombres propios (Esther por Ester, Débora por Déborah, Cristina por Kristina, Vanesa por Vanessa, o a la inversa) Sólo son admisibles estos cambios cuando tienen por fin corregir ortográficamente el nombre propio incorrectamente inscrito.

REQUISITOS COMUNES A TODOS LOS CAMBIOS DE NOMBRE:

-Ha de concurrir justa causa y no seguirse perjuicio para terceras personas.

-El cambio de nombre se realiza, previo exprediente, por el encargado del Registro Civil del domicilio del interesado.

-En el caso de que la causa del cambio se el uso de nombre distinto del inscrito y no resulte probado el uso habitual de ese nombre, corresponde la competencia al Ministro de Justicia y, por delegación, a la Dirección General de los Registros y del Notariado.

La inscripción del cambio de nombre se realiza en el Registro donde conste la inscripción de nacimiento. Puede solicitarse en el Registro Civil del domicilio del interesado para que se remita al lugar de nacimiento. 

 

Anuncios

Publicado 23 marzo 2011 por VanesaTeijeiroAbogada en Civil

A %d blogueros les gusta esto: